domingo, 21 de junio de 2015

ZARAUTZ TRIATLOIA 2015

A principios de año el estrés se me coge al estómago como una garrapata  a un perro,  dos navegadores abiertos con dos pestañas activas cada una, la Tablet y el móvil conectados a la federación de triatlón Vasca. Supongo que igual que yo, todos mis compañeros de club y mas de mil triatletas conectados al servidor. Resultado…. El servidor ha caído, por suerte la organización responde rápido y habilita otro dia. Ya sin problemas entro. ESTOY INSCRITO

Abro los ojos y ya estoy en la playa de Getaria. Llueve, no me preocupa, sé a lo que he venido y estoy preparado. Mi club, mis compañeros, mis amigos, todos lo llevamos de diferentes maneras; Txema con el chip puesto pre competición(te mira, te oye pero ni te ve ni te escucha), Joaquín parece que esta guerra no va con él, Rafa ya refleja su cara que viene a divertirse, Toni “el pura sangre” , Diego, que pasaba por ahí,  Lolo, todos sabemos que lo hará bien menos él y Silvia, un mar de nervios.


 Las pulsaciones a tope y “solo” 2.9 Km hasta la playa de Zarautz, allí  está mi mujer y mis hijos; ahora mismo solo deseo volver a verlos cuanto antes, esto significará que todo ha ido bien.
Tenemos toda la playa para nosotros pero nos obligan a salir  desde  debajo de un arco, somos 600 triatletas y ya veo que la salida va a ser complicada. ¡¡¡¡3,2,1 equipo!!! y al agua; BRACEO , golpes, BRACEO, mas golpes, manotazos en los pies, otra hostia en la cabeza, otra, y otra ¡¡¡Pero que le pasa a este tio!!!, tiro a la derecha, me choco con otro, aflojo, BRACEO , que estrés , Parezco una pelota de pinball y llevo record.
A manotazos y chapoteando mas de lo normal llego a la orilla, soy consciente que no he nadado bien y salgo con ganas de coger la bici para liberarme  de esta tensión acumulada.


Natacion 2,9 Km: 50 min



Llueve; poco, pero no me fio, decido colocarme el paraviento y manguitos; observo  que hay triatletas que salen a pelo y me estreso, los manguitos mojados se me resisten y me vuelvo a estresar. Veo a mi familia, les saludo y salgo pitando.


T1: 2:35 min


El sector de bici son dos vueltas con dos puertecillos y una vuelta más hasta el “famoso” muro de Aia, volviendo por otra pared situada en la entrada del camping llegando a Zarautz .



Ya salgo subiendo, llueve, pero no molesta, a platillo y tranquilo corono el puertecillo, ahora ya llueve torrencialmente y bajando empiezo a ver caídas y ambulancias, esto me trae malos recuerdos y prefiero pecar de precavido.  Sigue lloviendo y cada vez con mas fuerza, esto en otro sitio se suspendería pero no aquí. ¡¡¡Esto es Zarautz!!! -Lo diría gritando el leonidas vasco-. Es extraño, estoy disfrutando, he acertado con el paravientos y los manguitos;  siento el frescor del agua de lluvia , que ya es como una cortina, y me reconforta, me anima, me estimula me hace sentir bien en definitiva. Pienso, incluso grito, - Aquí no para ni Dios-.
La cabra va de maravilla, son puertos hasta ahora muy llevaderos y muchas zonas para poder ir acoplado y disfrutar  de la bici



Después de estas dos vueltas, me dirijo a Aia, la lluvia sigue acompañándome, pero sinceramente ni la siento. Sin darme cuenta y aun,  con el plato grande, me obligan a girar a la izq y un voluntario me grita- cambia plato y para arriba- . Este es el momento que mas he estado esperando desde hace ya unos meses, hay una leyenda ahí detrás para todo tipo de interpretaciones. El MURO, se que llevo un desarrollo duro (38-25), el desnivel tiene una media del 20% y el suelo es malo y resbaladizo.






Un SUICIDIO, ¡¡¡pero que coño!!! De pie y controlando la pedalada voy subiendo. -Despacio Raúl , derecha, izquierda, derecha,- voy diciéndome, con  control y mucha fuerza las piernas las tengo  a punto de explotar, me arden, pero ya veo el final, observo a gente a ambos lados animando y me emociono, es increíble, indescriptible. Estoy arriba, no ha sido tan duro como me pensaba, ahora toca bajar y a por otra meta. Ojo, veo a gente que ha caído, con precaución y muy concentrado afronto este descenso.
Ya voy deshaciendo el camino hecho, pero aun me queda una sorpresa, vuelvo a estar en un camino de cemento y piedras. Arriba, a mi izquierda, escucho alboroto; otro giro a la izquierda y me encuentro otra cuesta muy pronunciada,  las voces cada vez mas fuertes. De pie sobre la bici, Izquierda, derecha, izquierda,  apreto los dientes, levanto la cabeza, y ya veo de donde viene ese alboroto. Un pasillo de gente- Raul están aquí para animarte- me digo, es increíble; me emociono; voy subiendo dando las gracias.¡¡¡¡ AUPA ONDO AUPA ONDO!!!


Ciclismo: 2h41min

Llego a la T2, localizo mi puesto y a mi familia al lado, ¡¡Ahí están!! Que alegría, que orgullo,  están empapados de la lluvia y siguen animando

Dejo la bici y me calzo las bambas,¡¡¡ufff!!! Están encharcadas; me rio doy un beso a mi mujer y a mis niños y a correr
Continua lloviendo,  un circuito urbano de 3 vueltas de 7 Km por el casco urbano,  nuevamente lleno de gente, Sin palabras, hay que vivirlo para saber lo que uno siente.



Corro alegre, manteniendo un buen ritmo y disfruto de la carrera, algo extraño ya que es mi peor segmento y mas sufro. ¡¡ 1ª vuelta PAPI!! Ni me he enterado, pulserita y a seguir corriendo.







  Miro el reloj, he hecho los primeros 10 Km en 45 min y ya poca motivación me queda, salvo la de llegar lo más entero posible a meta, mi ritmo  ya no es tan alegre.
 En la zona del paseo, en una gran recta de ida y vuelta me cruzo con Joaquín, ¿ cómo? No me lo esperaba, nos saludamos;  esto es un plus, un estimulo para intentar engancharlo y apreto. 2ª vuelta, y me cantan ¡¡ 1:30 con Peri!! , faltan 8 km , toca morderse la lengua y apretar. Joaquin y yo sabemos que esto es un estimulo y una competitividad sana ¡¡ jamás con mala intención!! ¿ verdad Joaquín?
Finalmente le doy alcance, Joaquín va tocado de un gemelo y compartimos un instante, nos animamos y continuo mi carrera. Ahora si que solo queda deleitarme con lo que queda de carrera, disfruto como un enano hasta mi entrada en meta; lo he conseguido,¡¡ soy FINISHER!!

Carrera 20 km: 1h 30 min

TIEMPO FINAL. 5 h 05 min





Ahí tengo nuevamente a mi familia, quizás mas exultantes de alegría que yo, les doy un besazo y entro a la carpa a por mi camiseta y bocata de atún ¡¡ Eh Txema!!

El encuentro con mis compañeros de club es de euforia controlada, nos abrazamos y nos felicitamos por lo que ya se puede considerar una de mis mejores carreras, solo falta esperar a que entren el resto de compañeros.


Para culminar el fin de semana una cena de “germanor” con familia y amigos, donde no faltó la sidra, -La próxima pedimos el barril en la planta baja, ¡¡Eh Toni!!-






Aunque pueda parecer un tópico, esta carrera me ha calado bien hondo, sin lugar a dudas ¡¡REPETIRÉ!!








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada